Declaración de la Asociación Médica Mundial sobre la Seguridad en el Trabajo


Adoptada por la 45ª Asamblea Médica Mundial Budapest, Hungría, Octubre 1993
y eliminadas en la Asamblea General de la AMM, Santiago 2005

Los médicos, muy preocupados en promover la salud, deben estimular la prevención de accidentes de trabajo.

Se debe asegurar a cada trabajador el mejor nivel de protección.

Las consultas entre las autoridades de gobierno, los empleadores, los trabajadores y los médicos, son especialmente importantes para lograr una cooperación que respete los valores humanos, que son inseparables de un trabajo saludable y productivo.

La protección de la salud, que tiene una influencia en la productividad, debe incitar a cada uno a promover la seguridad.

La Asociación Médica Mundial considera útil hacer los siguientes comentarios y recomendaciones:

El médico, defensor natural del trabajador, debe:

  1. Actuar con independencia profesional.
  2. Informar a los empleadores y trabajadores que deben cumplir con las normas que dicta la legislación.
  3. Recomendar a las autoridades apropiadas una legislación que promueva la seguridad en el trabajo, que exija específicamente inspecciones de salud periódicas.
  4. Recordar a cada trabajador que es su responsabilidad tener en consideración su propia seguridad y la de las otras personas involucradas en su actividad profesional.
  5. Evaluar la capacidad del trabajador para ejercer su profesión.
  6. Recomendar que se incluya en la educación médica la formación suficiente para promover la seguridad en el trabajo