Manual de Declaraciones


En julio de 1945, se realizó en Londres una conferencia informal de médicos de varios países a fin de establecer una organización médica internacional para reemplazar la "Association Professionelle Internationale des Médecins", la que fundada en 1926 y con 23 países miembros, había terminado su funcionamiento al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Esta nueva organización fue la Asociación Médica Mundial.

El 18 de septiembre de 1947, los delegados representantes de 27 asociaciones médicas nacionales se reunieron en la Primera Asamblea General de la Asociación Médica Mundial en Francia y adoptaron la Constitución y los Reglamentos de "una confederación de las asociaciones médicas nacionales más representativas de cada país". Al año siguiente, la Junta Directiva (conocida ahora como el Consejo) decidió que Nueva York era el lugar más conveniente para establecer su Secretariado. En 1964, la Asociación Médica Mundial fue incorporada según la legislación del Estado de Nueva York como una organización sin fines de lucro, educacional y científica, condición que le otorga una inestimable exención de impuestos. Más adelante, por razones económicas y para facilitar las relaciones con otras organizaciones instaladas en Suiza, el Secretariado fue trasladado a Ferney-Voltaire, Francia, a sólo minutos de la frontera con Ginebra y ha estado allí desde 1974, aunque la AMM todavía está incorporada en Nueva York y goza de las mismas ventajas.

A menudo se confunde a la Asociación Médica Mundial con la Organización Mundial de la Salud. Ambas organizaciones están ligadas a los problemas de salud internacionales, pero la OMS es un organismo de las Naciones Unidas financiado por los gobiernos, que tiene una naturaleza política, por lo que la OMS está sujeta inevitablemente a las influencias políticas. Por el contrario, la Asociación Médica Mundial está formada y financiada por las asociaciones médicas nacionales voluntarias, las que a su vez representan más de ocho millones de médicos en el mundo, los cuales han jurado poner en primer lugar los intereses del paciente y luchar por obtener la mejor atención médica para todos, sin importar la raza, credo, posición política o social. La Asociación Médica Mundial, apolítica, reúne una gran variedad de miembros con su diversidad de idiomas, culturas y sistemas de prestación de salud, pero todos comparten los mismos ideales y están dedicados sólo a sus pacientes.

La gente se pregunta qué hace la Asociación Médica Mundial. Su función siempre ha sido constituir un foro abierto y libre de discusión franca, no de problemas clínicos, sino de asuntos relacionados con la ética médica, educación médica, asuntos médico-sociales y temas médicos en general. De este modo, se puede lograr un consenso internacional sobre la base de recomendaciones que se esperan proporcionen una orentación útil a los médicos cuando no tengan claro qué decisión deben tomar. Aunque su voz es autorizada, en opinión de muchos expertos médicos de cada región del mundo, la Asociación Médica Mundial no tiene poderes reales (y no los desea); sin embargo, las Declaraciones publicadas durante los años tienen su importancia en los debates nacionales e internacionales.