Ambito de práctica/delegación de funciones


La escasez actual de profesionales de la salud en muchos países del mundo lleva a una migración importante de estos profesionales, por lo general de países más pobres a los más ricos. Según el Informe Mundial de Salud (www.who.int/whr/2006/en), varios países ricos del mundo cuentan mucho con los médicos de otras naciones. El informe da como ejemplos la situación de países como Nueva Zelanda o Gran Bretaña, en donde un tercio de los médicos activos son extranjeros, seguidos de EE.UU. o Canadá, en los que representan un cuarto. Por otro lado, algunos países como Sudáfrica, Ghana o Angola han perdido 20 a 35% de sus médicos.

Esto deja a los países más pobres del mundo casi sin médicos. Mientras que los países más ricos del planeta cuentan con una relación de población de 1 a 500, en Africa esta proporción es de 1 a 50.000 (Malawi). Según la OMS, un total de 57 países, la mayoría en Africa subsahariana, pero también Bangladesh, India e Indonesia, tienen una importante escasez de personal de salud.

Los países ricos también tienen un déficit de profesionales de la salud, en especial de médicos. Con frecuencia, estos países recurren a asignar tareas de los médicos a otros profesionales de la salud. Los derechos de prescripción pueden ser otorgados a farmacéuticos y las endoscopías pueden hacerlas las enfermeras. En otras situaciones, para satisfacer las necesidades económicas existe la tendencia a simplemente dar el título de “médicos” a otros profesionales de la salud. El cambio de ámbito de la práctica se manifiesta de distintas maneras según el país. En algunos lugares, se tiende a realizar de manera autónoma las tareas antiguas de los médicos, mientras que en otros, se da más la delegación. Cualquiera sea el sistema en funcionamiento, el requisito esencial es lograr la atención de calidad para todos los pacientes.

Frente a esta escasez, la OMS ha publicado las Recomendaciones Globales sobre Delegación de Funciones, que fueron aprobadas por los ministros de salud de Africa en una conferencia en Addis Abeba, a principios de 2008. La delegación de funciones se define como la trasferencia de tareas de profesionales de la salud a personas que no lo son para ayudar a paliar la falta de personal calificado.

La Global Health Workforce Alliance un partenariado de gobiernos, sociedad civil, organismos internacionales, instituciones financieras, investigadores, educadores y asociaciones profesionales, incluida la AMM, publicó la Kampala Declaration and Agenda for Global Action sobre la delegación de funciones, en marzo de 2008. Antes de esta declaración, la Alianza Mundial de Profesiones de la Salud junto con la Federación Mundial de Terapia Física y la Confederación Internacional de Matronas prepararon 12 guiding principles for successful task shifting.

En marzo de 2009, la Asociación Médica Mundial invitó a líderes médicos y de otras profesiones de la salud a un seminario “Recursos Humanos para la Salud y el Futuro de la Salud” en Reykjavik, Islandia, para intercambiar experiencias sobre el ámbito de la práctica y la delegación de funciones como respuesta a la crisis en fuerza laboral en salud.

Política actual de la AMM y medidas

Enlaces útiles