Salud y Medio Ambiente


El medio ambiente produce influencias en la salud de las personas de muchas maneras - a través de la exposición a factores de riesgo físicos, químicos y biológicos y por medio de los cambios relacionados con la conducta en respuesta a dichos factores. Según la OMS, trece millones de muertes cada año se producen por causas ambientales evitables. Si se previene el riesgo ambiental, se podrían salvar hasta cuatro millones al año, solamente en niños, en su mayor parte en países en vías de desarrollo.

Más información sobre el impacto del medio ambiente en la salud: WHO, Public health and environment health topics, "Health and Environment", sesión científica de la Asociación Médica de Canadá como parte de la Asamblea General de la AMM (octubre 2010).

El impacto del medio ambiente en la salud es una preocupación creciente para la AMM y sus miembros. Desde 2007, la AMM elabora políticas y actividades, defiende la función de las asociaciones médicas y los médicos en la prevención de los efectos dañinos del medio ambiente en la salud.

Salud y Cambio Climático

“El cambio climático afectará muy adversamente por diversos mecanismos a algunos de los determinantes más importantes de la salud, como son los alimentos, el aire y el agua. El calentamiento del planeta será gradual, pero la creciente frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos, como tormentas torrenciales, olas de calor, sequías e inundaciones, se manifestarán de manera abrupta y las consecuencias se percibirán de forma aguda. Las amenazas más inminentes y graves son las que se ciernen sobre los países en desarrollo, con las consiguientes dificultades para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y para garantizar la equidad sanitaria. Así pues, es fundamental articular una respuesta clara a fin de proteger la salud humana y situarla en el centro del debate sobre el clima.” (informe de la secretaría de la OMS, enero 2009).

En mayo de 2009, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución sobre protección de la salud del cambio climático, que señala un nivel mucho más alto de compromiso del sector de salud. La resolución llama la atención sobre el mayor reforzamiento de la evidencia del cambio climático inducido por el ser humano y los riesgos consecuentes para la salud mundial, el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y una igualdad en salud.

A nivel mundial, los representantes de los gobiernos se han reunido varias veces estos últimos años, en particular en torno al convenio del clima de la ONU sobre cambio climático y del protocolo de Kioto.

Política actual de la AMM y medidas

La AMM está preocupada de que la salud esté totalmente integrada en los debates mundiales actuales y las medidas sobre el cambio climático y de que los médicos se involucren más en la protección de la salud desde el cambio climático.

El 1 de septiembre de 2009, la AMM realizó un seminario sobre “Cambio Climático y Salud” con el objetivo de reunir a los líderes médicos y expertos de todo el mundo para intercambiar experiencias sobre el impacto del cambio climático para la salud y para elaborar una estrategia global, en particular en el marco de la próxima 15ª conferencia de las partes del convenio marco de la ONU sobre cambio climático.

Durante su Asamblea General en Nueva Delhi, India (17 de octubre), la AMM aprobó una nueva Declaración que establece un plan de medidas para que la salud esté en el centro del debate sobre cambio climático y mitigar los graves riesgos para la salud que enfrenta el mundo. Los dirigentes de la AMM insistieron en que los médicos deben tener una mayor participación en la elaboración de políticas para proteger la salud de sus pacientes.

La AMM sigue los intercambios gubernamentales en el marco del proceso de cambio climático de la ONU. Los médicos se muestran preocupados porque las negociacines no consideren el impacto comprobado que tiene el cambio climático en la salud, al igual que los beneficios para la salud pública de las actividades de mitigación del cambio climático. Basadas en los conocimientos y experiencias de sus miembros, las asociaciones médicas tomaron medidas para que la salud fuera un elemento inherente de las discusiones gubernamentales en el contexto del proceso de cambio climático de la ONU.

Junto a ONGs de medio ambiente y salud, la AMM ratificó la Declaración de Cancún: El momento de actuar es ahora" publicada en la Cumbre de Cancún de la ONU (diciembre 2010).

La reciente Cumbre de Durban (COP17 sobre cambio climático, diciembre 2011) estableció una fuerte coalición mundial de la salud, en la que la AMM estuvo representada y manifestó las preocupaciones de los médicos en esta área. Se adoptó una Declaración de Durban sobre Clima y Salud y un plan de acción en la Cumbre paralela de Clima y Salud.

Basada en la exitosa cumbre del clima y la salud, una alianza informal de organizaciones de salud en el mundo (que incluye a la AMM) ha adoptado la Declaración de Doha sobre clima, salud y bienestar para acompañar la Conferencia de Doha sobre Cambio Climático (COP 18). La declaración expresa la razón porque los expertos en salud están muy preocupados por el lento avance en las negociaciones internacionales sobre el clima y demuestra porqué los beneficios de la salud pueden ser un importante argumento para la mitigación del clima.

Después de dos años de la adopción de la Declaración de Durban y la llamada de acción del sector de la salud en Durban, las mismas organizaciones de salud tienen planificado una segunda cumbre sobre Clima y Salud en forma paralela a las negociaciones COP 19 en Varsovia, Polonia en noviembre (11-22/11/2013), con la ayuda de la OMS. Esta es una oportunidad para que los grupos colaboren y compartan el avance en la elaboración y la implementación de las estrategias y proyectos para crear resiliencia a los impactos del cambio climático para la salud.

Lea más:

Enlaces útiles

Volver al principio

La Salud y el Mercurio

El mercurio, incluso en dosis relativamente bajas, puede tener graves consecuencias para la salud, en particular en el neurodesarrollo. El mercurio ha sido un parte integral de muchos aparatos médicos, principalmente termómetros y esfigmomanómetros. Estos aparatos se quiebran o filtran con regularidad, lo que se agrega al daño global producido por el mercurio en el medio ambiente y exponen al personal de salud a los graves efectos del metal.

Más información sobre el mercurio y la salud (salud sin daño)

Una gran cantidad de organizaciones de salud y medio ambiente defienden y tienen proyectos a nivel mundial para disminuir la sobreexposición al mercurio en niños y adultos y explorar el reemplazo de aparatos médicos por alternativas económicas, precisas y más seguras.

Política actual de la AMM y medidas

En octubre de 2008, la AMM adoptó una Declaración sobre la Disminución del Daño producido por el Mercurio en el Mundo (http://www.wma.net/es/30publications/10policies/m36.htm). Al reconocer la necesidad urgente de disminuir el suministro y la demanda de mercurio en el sector de la salud, la AMM propone varias recomendaciones, incluida que las asociaciones médicas nacionales pidan a sus gobiernos que trabajen para disminuir los riesgos relacionados con el mercurio en el medio ambiente y que los médicos a nivel local traten de eliminar el uso de productos a base de mercurio en sus consultas y clínicas.

Además de esta Declaración, la AMM se unió al UNEP Global Mercury Partnership (http://www.chem.unep.ch/mercury/partnerships/new_partnership.htm) y en particular al área de “el mercurio en los productos”, y comparte los objetivos de proteger la salud humana y el medio ambiente en el mundo del derrame de mercurio y sus componentes.

En la Asamblea General de la AMM en Nueva Delhi, India, en octubre de 2009, el Sr. A.K. Sengupta de la OMS-India presentó las actividades de la OMS sobre Mercurio en la Salud, con una perspectiva regional, en conjunto con  la iniciativa de Salud sin Mercurio, Salud sin Daños HCWH y la OMS. Esta iniciativa está basada en la política de la OMS 2005  que pide medidas de corto, mediano y largo plazo para lograr la substitución gradual de los aparatos médicos a base de mercurio. Esta iniciativa forma parte del UN Environment Programme’s Mercury Products Partnership.

Enlaces útiles

Volver al principio

Medio ambiente construido

La expresión "medio ambiente construido" se refiere a los recursos y la infraestructura construida hechos por el hombre destinados a apoyar la actividad humana, como los edificios, caminos, parques y otros. Las características del medio ambiente construido pueden afectar la salud de los residentes de diversas maneras. Los estudios han demostrado que la gente, en especial en las zonas de bajos recursos, puede ser influenciada negativamente por su medio ambiente construido (por ejemplo, transporte, ruido del tráfico, establecimientos de comidas, etc).

Según la OMS, en los próximos treinta años la mayor parte del crecimiento poblacional se producirá en las ciudades y pueblos de los países pobres. Los patrones de desarrollo urbano rápidos, no planificados e insostenibles hacen que las ciudades sean puntos focales para los peligros emergentes en medio ambiente y salud. Cuando las poblaciones urbanas aumentan la calidad del medio ambiente urbano tiene una función cada vez más importante en la salud pública, con respecto a temas como la eliminación de deshechos sólidos, la provisión de agua potable y salud, la prevención de lesiones y la interacción entre la pobreza urbana, el medio ambiente y la salud.

El grupo de trabajo de la AMM sobre salud y medio ambiente junto a la Asociación Médica de Canadá solicitó una revisión sobre Salud y Medio Ambiente Construido a Urban Design 4 Health. El informe entrega una breve reseña sobre el medio ambiente construido, la salud y el bienestar a través de un resumen de investigación y evidencia clave. Lea el informe.

Enlaces útiles

Volver al principio

Pagina Verde

El sector de la salud produce millones de toneladas de desechos cada año: sólidos, líquidos y gaseosos, incluidos contaminantes potentes como dioxinas (de la incineración del PVC) y mercurio. Utiliza plásticos, papel, madera y otros recursos. Con esto y otras actividades similares el sector de la salud contribuye  a la pérdida del hábitat y la diversidad global y afecta la salud del ecosistema mundial.

La AMM hace un llamamiento a todos sus miembros y a la comunidad mundial de la salud a adoptar un enfoque responsable con el medio ambiente. Para lograr un cambio es preciso tomar conciencia y hacer una defensa sostenible. Esto incluye:

  • Hacer que las prácticas de salud sean responsables con el medio ambiente
  • Hacer que las asociaciones médicas respeten el medio ambiente

Hacer que la practicas de salud sean responsables con el medio ambiente

Hechos clave (fuente: OMS, noviembre 2011)
  • Del total de desechos producidos por las actividades de salud cerca del 80% es desecho general.
  • El 205 restante es considerado material peligroso que puede ser infeccioso, tóxico o radioactivo.
  • Se estima que cada año se ponen 16.000 millones de inyecciones en el mundo, pero no todas las jeringas y agujas se eliminan de manera correcta.
  • Los desechos de salud contienen microorganismos potencialmente peligrosos que pueden infectar a los pacientes, trabajadores y público en general en los hospitales.

Existen varias maneras de que los hospitales y clínicas sean responsables con el medio ambiente a través de un mejor manejo de los desechos, como por ejemplo limitar la incineración de desechos, reciclar los que no sean peligrosos y disminuir el consumo de papel con la utilización de los registros médicos electrónicos (RME). Los hospitales y las clínicas también pueden ser diseñados y construidos para tener un uso más eficiente de la energía limpia y optimizar el reciclaje.

A un nivel micro de la práctica médica diaria se aplican los mismos principios, por ejemplo:

  • Asegurar la utilización más eficaz y económica de los calentadores de agua
  • Utilizar agua del grifo en lugar de agua embotellada, cuando esté disponible
  • Asegurarse que existan tachos de reciclaje y utilizar papel reciclado
  • Cambiar a secadores de manos eléctricos en los baños
  • Usar sólo químicos de limpieza y control de plagas que respeten el medio ambiente
  • Disminuir el uso de equipos con mercurio, como los esfigmómetros, termómetros y termostatos
  • Mantener una estrategia de desechos farmacéuticos consistente
  • Ser líderes comunitarios y mostrar el buen ejemplo: compartir los automóviles o ir en bicicleta al trabajo, usar las tele comunicaciones lo más posible
  • Informar a los pacientes y personal sobre los beneficios para la salud y el medio ambiente del respeto al medio ambiente
Ejemplo: "Green Nephrology" (Centre for Sustainable Healthcare) es un programa para mejorar la sustentabilidad del cuidado del riñón establecido por la la campaña Greener Healthcare en respuesta al llamado del Servicio de Salud para disminuir la huella de carbono, el programa financia una beca de Green Nephrology en la que un interno en nefrología es guiado para trabajar en la mitigación del cambio climático relacionado con el cuidado del riñón. El programa Green Nephrology busca entregar una atención más sostenible de mayor calidad con un costo financiero menor. http://greenerhealthcare.org/     -   Source: "Fair Society, healthy Lives" The Marmot review, Strategies of Health Inequalities in England post 2010 http://www.instituteofhealthequity.org/projects/fair-society-healthy-lives-the-marmot-review

Más información:

HACER QUE LAS ASOCIACIONES MEDICAS RESPETEN EL MEDIO AMBIENTE

Esto incluye disminuir la huella de carbono de las operaciones diarias y proveedores de las asociaciones. A fin de adoptar prácticas que respeten el medio ambiente, la AMM y sus miembros se comprometen a utilizar métodos y realizar reuniones con respeto al medio ambiente.

Para esto, el grupo de trabajo sobre el tema ha preparado directivas generales de respeto al medio ambiente:

Viajes/Transportes

  • Considerar el uso de viajes/taxis compartidos para los miembros de la AMM cuando sea posible.
  • Adoptar una política de transporte respetuosa del medio ambiente, con el objetivo de disminuir los viajes del personal, en especial en automóvil y por aire. Incitar al uso del transporte público y caminar cuando el tiempo lo permita. Instar al uso de bicicletas cuando sea posible.
  • Instar al uso de comunicaciones electrónicas, incluidas las video-conferencias como alternativas a las reuniones.

Disminuir los desechos

 Utilizar papel reciclado

  • Utilizar comunicaciones electrónicas cuando sea posible
  • Usar al máximo la utilización ecológica de computadores y otro equipo electrónico en las oficinas
  • Asegurar el amplio uso sistemático de tachos de reciclaje
  • Cuando se realicen trabajos de renovación en las oficinas preferir opciones respetuosas del medio ambiente (luces con sensores de movimiento, baños que utilicen poco agua, calefacción, etc.) cuando sea posible. Usar energía eficaz, al utilizar las técnicas rentables. Considerar fuentes de energía renovable.
  • Evitar la utilización de materiales de construcción de origen no sostenible, preferir la madera de bosques administrados de manera responsable

General

  • La participación del personal es clave para el éxito de las políticas. Aunque la responsabilidad final de la implementación es de la administración, todo el personal cumple una función para disminuir al mínimo los efectos adversos para el medio ambiente.
  • Asegurar que se cumpla la legislación correspondiente.
  • Exigir a los proveedores los mejores estándares ambientales.

Mecanismo de monitoreo

  • Revisar la huella de carbón de la oficina con la evaluación regular del costo del uso de papel, electricidad, agua, etc.
  • Designar a un miembro del personal para coordinar la implementación de las propuestas

Si desea información general sobre el proceso de respeto del medio ambiente visite las siguientes organizaciones que ayudan a que las reuniones y eventos sean más sostenibles:

Volver al principio