Enfermedades contagiosas


Aunque hace 50 años muchos creían que se acabaría con las infecciones – al menos las producidas por bacterias – ahora sabemos que no es así. El VIH/SIDA, la alta densidad del tráfico internacional moderno, el cambio climático y una resistencia microbiana que avanza rápidamente nos han llevado a una nueva dimensión de amenaza de las enfermedades contagiosas.

Aunque los medicamentos tuberculostáticos en principio están disponibles y la tuberculosis y la tuberculosis multirresistente se pueden tratar, todavía millones de personas mueren de TB cada año. De igual modo, la malaria y el VIH/SIDA han resurgido como enfermedades devastadoras que azotan muy fuerte a la población de los países pobres.

El brote de SRAS en 2002 ha dejado claro que nuestros intensivos viajes intercontinentales no sólo nos han dado un alto grado de libertad de movimiento. Junto a nosotros viajan las infecciones peligrosas y las pandemias pueden expandirse por el mundo en sólo unos pocos días. Lo que antes tomaba meses para propagar una pandemia, ahora es posible en tan corto tiempo que las medidas para contenerla deben ser preparadas con antelación.

Por lo tanto, la Asociación Médica Mundial llamó a sus miembros a estar listos a nivel nacional para la preparación para una pandemia. Como parte de la iniciativa Médicos dedicados del Mundo, la necesidad de la preparación para una pandemia fue debatida y estimulada en tres conferencias regionales en Praga, Tokio y la isla Amelia, Florida en 2005 y 2006. El reciente brote de la nueva gripe A/H1N1 ha demostrado que las medidas de preparación se han implementado en muchos países, lo que permite una respuesta apropiada para enfrentar la rápida propagación del brote.

En 1996, la AMM publicó una primera versión de su política sobre resistencia microbiana. Esta política advertía que si no se tomaban medidas adecuadas, la resistencia microbiana se convertiría en un gran problema para la medicina. Esta llamada no fue escuchada, con unas pocas excepciones, no se tomaron las medidas apropiadas y las peores predicciones sobre la resistencia se confirmaron. La resistencia microbiana ahora es una de las razones más comunes de desenlaces fatales relacionados con infecciones, aunque esto podía haberse evitado. Con la cooperación del Center for the Study of International Medical Policies and Practices – CSIMPP, Universidad George Mason, Fairfax, Virginia y la International Society for Microbial Resistance, la AMM actualizó su política en 2008. Todavía es necesaria una acción urgente.

Política actual de la AMM

Política relacionada

Recursos educacionales de la AMM

MDR-TB Partnership